Pan de muerto

El pan de muerto es un tipo especial de pan que se prepara en México. No es un pan de consumo cotidiano, puesto que está asociado íntimamente a la celebración del Día de Muertos, festividad que puede durar desde un día hasta una semana durante el mes de noviembre, dependiendo de la región. La difusión del pan de muerto está especialmente concentrada en el centro y sur del país, donde el Día de Muertos es celebrado con mayor intensidad. Su origen se remonta a la época prehispánica y está de rechupete.

DIA-DE-MUERTOS
Sin Reviews

Ingredientes

Ajustar raciones
400gr de harina de trigo
75gr de azúcar
25 gr de levadura fresca de panadería
Una cucharadita de sal
Una cucharadita de anís en grano
Ralladura de una naranja
100 ml de leche
1 huevo
Una cucharadita de esencia de vainilla
Una cucharadita de agua de azahar
45gr de mantequilla en dados a temperatura ambiente
Para la decoración
2cucharadas de mantequilla derretida

Información Nutricional

290 Kcal
48 gr Carbohidratos
8 gr grasas
0 gr proteinas

Elaboración

1.

Mezclamos los ingredientes secos

En una fuente bien honda vamos a echar 400 gr de harina de trigo, 75 gr de azúcar ,7 gr de levadura seca de panadería (o 25 gr de levadura fresca), una pizca de sal, una cucharadita de anís en grano y la ralladura de naranja.
Marcar completado
2.

Añadimos los ingredientes líquidos

Hacemos un agujero a modo de volcán en el medio de los ingredientes secos y le vamos a verter 100 ml de leche, un huevo batido, una cucharadita de esencia de vainilla, una cucharadita de agua de azahar y 45 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente y cortada en dados.
Marcar completado
3.

Integramos todos los ingredientes

Con ayuda de una pala de madera o una espátula vamos a empezar a remover hasta que los ingredientes secos absorban los ingredientes húmedos y se despeguen de la las paredes de la fuente o bol.
Marcar completado
4.

Amasamos el pan de muerto

enharinamos una superficie lisa y plana y echamos sobre ella la masa y comenzamos a amasar. * Al principio la masa se pegará mucho a la mesa y os parecerá que no va a ligar. No os preocupéis seguid amasando porque el gluten se desarrollará y después unos 20-25 minutos tendréis una masa fina y elástica.
Marcar completado
5.

Hacemos el primer levado

Hacemos una bola con la masa, la tapamos y la dejamos reposar en un lugar templado de la casa hasta que doble su volumen. A unos 21 grados centígrados tarda una hora aproximadamente.
Marcar completado
6.

Le sacamos el gas a la masa

Cuando la masa haya doblado su volumen, amasamos unos segundos para sacarle todo el gas.
Marcar completado
7.

Cortamos la masa

Con la masa resultante hacemos un rulo, lo cortamos en tres partes iguales.
Marcar completado
8.

Formamos la base del pan

Con dos de las partes que hemos cortado hacemos dos bolas que colocaremos sobre una bandeja de horno forrada con papel sulfurizado. La tercera bolita la resevamos.
Marcar completado
9.

Hacemos los huesecillos

Con la tercera bolita que tenemos reservada vamos a hacer lo que llaman los huesecillos. Abrimos los demos de la mano bien abiertos. Hacemos rulitos y presionamos ligeramente con los dedos abiertos mientras rodamos por la encimera, de manera que obtendremos la forma característica de esta parte del pan. (* ver video)
Marcar completado
10.

Colocamos los huesecillos sobre la base del pan

Colocamos dos tiras de huesecillos sobre la base del pan formando una cruz. La cruz de huesecillos simboliza los cuatro puntos cardinales .
Marcar completado
11.

Coronamos con la calavera

Sobre la cruz de huesecillos vamos a poner una bolita pequeña que simboliza la calavera de la muerte.
Marcar completado
12.

Hacemos el segundo levado

Tapamos otra vez los panes y dejamos en un lugar templado de la casa hasta que doble su volumen. A 21 grados centígrados tardarás una hora aproximadamente.
Marcar completado
13.

Horneamos los panes

Los metemos al horno durante 20 minutos a 180 ºC.
Marcar completado
14.

Decoramos

Pasados los 20 minutos, los sacamos del horno y vamos a empezar a decorar. Barnizamos los panes con mantequilla derretida cuando aún estén calientes y espolvoreamos bien con azúcar en crudo hasta que quede bien pegada.
Tiene que ser con los panes calientes para que se forme una costra crujiente y deliciosa.
Marcar completado
15.

Servimos en el altar

Cuando enfríen se habrá formado una costra súper crujiente y ya estamos preparados para ofrecerlo en el altar del día de muertos.
Marcar completado

Notas importantes

* La información nutricional es una estimación aproximada basada en los ingredientes. Ten en cuenta que los valores pueden variar de un caso a otro. * Como con todas las recetas, hay varias formas de hacer las cosas. Si crees que algunas de las instrucciones se pueden mejorar, o tienes una buena solución alternativa, no dudes en dejar un comentario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibe un menú semanal y su lista de la compra cada viernes Gratis