Pasta fresca casera | Sin máquina

2h

muy fácil

4 raciones

Últimamente he tenido un momento con la pasta casera.

Y, Dios mío, chic@s, me encanta   ♡

La inspiración en el último crucero por italia esta primavera, llegué a casa lista para sumergirme en el mundo de las pastas caseras, gnocchis y panes de todo tipo. Me traje a casa una adorable y pequeña máquina para hacer pasta tradicional y un tendedero de madera para hacer más auténticas las recetas.

Aunque hoy la vamos a hacer sin máquina para que todo el mundo lo pueda hacer. Os animo a que la hagáis en familia por que la pasta casera es aún más deliciosa, fácil, deliciosa y divertida , si la haces en buena compañía.

 

Sin Reviews

Ingredientes

Ajustar raciones
2 huevos M
200 gr de harina de trigo todo uso
Una pizca de sal

Información Nutricional

340 Kcal
68 gr Carbohidratos
1 gr Grasas
12 gr Proteínas

Elaboración

1.

Amasamos los ingredientes

Echa en un bol los huevos, la harina y la pizca de sal.
Amasa unos 30 minutos hasta conseguir una masa suave y homogénea.
Marcar completado
2.

Dejamos reposar la masa

Deja reposar la masa envuelta en film transparente durante al menos una hora.
Marcar completado
3.

Cortamos y damos forma a la pasta fresca

Corta la bola de masa en dos y estira cada trozo en forma de rectángulo. El grosor es al gusto.
Forma un rulo con cada rectángulo enharinando bien cada doblez.
Marcar completado
4.

Cortamos los fetuccini

Corta los rulos en trocitos y deshaz los espirales para formar los fetuccini.
Marcar completado
5.

*Si vamos a cocer la pasta en el momento

Vamos a ponerlos a secar mientras calentamos el agua. * Yo uso el respaldo de una silla y un paño de cocina para secarla.
Ponemos agua a hervir con un chorrito de aceite de oliva y cuando el agua empiece a hervir echamos la pasta y la cocemos 3 minutos.
Marcar completado
6.

Escurrimos y enfriamos la pasta ya cocida

Pasados los 3 minutos escurrimos la pasta y le echamos agua fría para cortar la cocción.
Marcar completado
7.

* Si quieres congelar la pasta fresca

Haz nidos con los fetuccini, los metemos en un tupper y los congelamos. Cuando los vayas a usar, échalos al agua hirviendo directamente del congelador.
Marcar completado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *