Pasteles de Belem (Pastéis de Belem)

40 Min

muy fácil

12 Unidades

Los «pastéis de Belem» tienen un lugar especial en mi corazón, tal vez porque fueron la protagonistas de deliciosos desayunos en Portugal con mi familia, o tal vez son simplemente deliciosos y he comido muchos de ellos. Son increíblemente deliciosos con una taza de café, o incluso con un vaso de oporto como postre.

El Pastel de Belem es un clásico y quizás el pastel portugués más popular.

¿Qué es exactamente?

Puedes describirlo como tarta de crema portuguesa, o más formalmente como «Doce Conventual». Lo que literalmente significa un dulce que se originó en un convento.

La lista de «Doces Conventuais» es muy larga y cada región de Portugal tiene su propia receta.

¿Qué tienen en común la gran mayoría de ellos?

Están hechos de grandes cantidades de yemas de huevo y azúcar. Fue en el siglo 15 después de la colonización de la isla de Madeira que el azúcar refinada comenzó a ser popular en Portugal. Durante el mismo período, era una práctica común en los conventos usar claras de huevo para almidonar ropa religiosa, esto dejó grandes cantidades de yemas de huevo sobrantes para hacer dulces y pasteles.

Aunque los «Doces Conventuais» tradicionales se hicieron en todo el país. Fue en un monasterio particular en Lisboa donde se crearon los «Pastéis de Nata» el Monasterio de los Jerónimos o conocido localmente como Mosteiro dos Jerónimos.

Después de la Revolución Liberal de 1820 resultó en la extinción de las órdenes religiosas y el cierre inminente de muchos conventos y monasterios. Los monjes del monasterio de los Jerónimos comenzaron a vender sus natas en una refinería de azúcar cercana para aliviar sus dificultades financieras. A pesar de sus esfuerzos, el monasterio terminó cerrando en 1834.

La receta de su especialidad se vendía a los propietarios de la refinería de azúcar donde antes vendían sus natas. En 1837, los propietarios de la refinería comenzaron su propia producción y venta de los pasteles.

En estos días, tanto la «receta original» secreta como la pastelería (Pastéis de Belém) aún son propiedad de los descendientes de esa refinería. Es por eso que te encontrarás con dos nombres diferentes para la misma (o no del todo) pastelería; Pastel de Nata y Pastel de Belém. El primero, se refiere a la versión genérica que puede ser producida y vendida por cualquier persona. El segundo se refiere exclusivamente a los realizados por Pastéis de Belém.

 ¡aquí está mi receta favorita de Pastel de Nata!

pasteles-de-nata-oporto
el-secreto-de-los-pasteles-de-belém
Sin Reviews

Ingredientes

Ajustar raciones
Una plancha de hojaldre fresco
1kg Azúcar blanquilla
500ml agua
1Litro leche
150gr harina de repostería
11 yemas de huevo
1 huevo M
Ralladura de limón
Una vaina de vainilla o canela en rama
Utensilios
Moldes redondos

Información Nutricional

107 Kcal por pastel
14 gr Carbohidratos
5 gr grasas
2 gr proteinas

Elaboración

1.

Forramos los moldes con el hojaldre

Vamos a forrar los moldes de aluminio de 17 x 8 x 4 cm aproximadamente. Los puedes comprar en ferreterías o en Amazon.
Los cubrimos con el hojaldre y reservamos.
Marcar completado
2.

Preparamos el almíbar

En una olla con el agua al fuego, añadimos el azúcar y dejamos hervir durante 3 minutos para hacer el almíbar.
Marcar completado
3.

Hacemos la crema

Disolvemos la harina de repostería en 200 ml de leche fría. Ponemos a hervir los 800 ml de leche restantes junto con la ralladura de limón y una vaina de vainilla (si no tenéis vainilla lo podéis sustituir por canela en rama). Una vez haya llegado a ebullición, le añadimos la harina disuelta en leche que teníamos reservada. y dejamos cocer 1 minuto más sin dejar de remover con las varillas para que no se nos pegue.
Retiramos del fuego y vertemos la crema en una fuente grande. Le añadimos el almíbar y removemos hasta obtener una mezcla homogénea y sin grumos. Dejamos templar y añadiremos las 11 yemas y el huevo entero. Volvemos a mezclar hasta integrar completamente.
Marcar completado
4.

Rellenamos y horneamos

Rellenamos los moldes y llevamos al horno de 25 a 30 minutos a 150 grados centígrados
Marcar completado
5.

Desmoldamos y dejamos enfriar

Desmoldamos, dejamos enfriar sobre una rejilla y listos para disfrutar.
Marcar completado

Notas importantes

* La información nutricional es una estimación aproximada basada en los ingredientes. Ten en cuenta que los valores pueden variar de un caso a otro. * Como con todas las recetas, hay varias formas de hacer las cosas. Si crees que algunas de las instrucciones se pueden mejorar, o tienes una buena solución alternativa, no dudes en dejar un comentario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibe un menú semanal y su lista de la compra cada viernes Gratis